27Mar

Ocho consejos para erradicar el polvo en los talleres de mármol

Los responsables de los talleres de mármol saben mejor que nadie la responsabilidad que entraña y la incertidumbre que genera si las condiciones en las que se está trabajando en el taller son mejorables en lo que respecta a los niveles de polvo y sílice. La consigna para todos debería ser que todo es mejorable, por ello te indicamos ocho consejos que contribuirán a mejorar los índices de polvo en el taller.

  1. Utiliza solo herramienta neumática con agua. Pero además, implica a cada trabajador para que se encargue del mantenimiento de las mismas. En el caso de la herramienta neumática es importante que diariamente realice tareas de limpieza con agua, secado y eche un poco de aceite, algo fundamental para su mantenimiento.
  2. Obliga a todo tu equipo al uso permanente de mascarilla de protección durante la jornada laboral en los procesos de elaboración de piedra. No ahorres en la compra de este tipo de equipos de protección y sanciona a los trabajadores que decidan quitársela o no usarla de forma permanente.
  3. Hazte con un compresor de tornillo, influirá muy positivamente en los niveles actuales de polvo que registra tu taller.
  4. Plantéate realizar una instalación de aire comprimido en el taller, si no cuentas con ella. Es la solución industrial más efectiva para captar todas las partículas de polvo.
  5. Si todavía no tienes un aspirador industrial, hazte con uno y planifica un cuadro de limpieza diario entre el personal. Todos saldréis beneficiados.
  6. Todos aquellos trabajos que por la climatología puedas realizar al aire libre bajo una cubierta, hazlos.
  7. Organiza una limpieza periódica de las canaletas y lleva un registro en el que quede constancia qué día se ha hecho con la fecha y firma de quien lo ha hecho.
  8. Controla el trabajo de tus instaladores y el tuyo propio también fuera del centro del trabajo.